11 formas populares de cómo decorar tu habitación con papel pintado


Los revestimientos de pared tienen una historia distintiva, datando tan atrás como los años 1400 con los tapices y los paneles que evolucionan en la representación actual de diseño y de textura.

Mientras que una vez se consideró como simple fondo en lugar de decoración de primer plano (con algunas excepciones notables como los papeles chinos y la decoración escénica francesa de principios del siglo XIX), este tipo de decoraciones siempre ha jugado una función importante en la mejora del diseño de interiores. Con las tremendas opciones de hoy, la elección del decorado de diseño y la forma que se utiliza influye en el esquema decorativo total de una manera significativa. A continuación verás las 11 formas más populares de cómo decorar tu habitación con papel pintado.

  1. Mediante el arte

El papel puede actuar como una obra de arte. Ya sea que cubra una pared entera o enmarcada en pedazos, esta es una manera de plasmar un diseño en la habitación con belleza decorativa. Personaliza tu pared tanto en color como textura, lo que ayudará a darle vida. Puedes elegir un sinnúmero de diseños, dependiendo del tipo de arte que te guste: clásico, contemporáneo, moderno, etc.

  1. Por combinación de patrones

¿Quién dijo que tienes que elegir solo un patrón para tu dormitorio? En su lugar, ¿por qué no utilizar dos? No es difícil mezclar patrones, siempre y cuando elija papeles con colores y diseños complementarios. Obtendrás el mejor efecto si los dos patrones están en diferentes escalas (uno más grande que el otro por ejemplo), pero comparten una paleta de colores o al menos coinciden con dos o más colores.

  1. Paredes acentuadas 

Las paredes acentuadas desempeñan una función clave en la mejora del diseño de una habitación. Este tipo de decorado ofrece otra capa de papel pintado de color y de patrón en una pared prominente creando un interés o valor agregado. También, el papel tapiz con textura puede incrementar la estética favorablemente con otro elemento de diseño añadido. Y si ir más allá es lo tuyo, decorar el techo puede ser la única pieza faltante para cambiar completamente la sensación de un espacio ¡y de tu habitación!

  1. Creando un contraste llamativo

Si te gusta el estilo negrita, utiliza un papel llamativo para crear un contraste dramático contra tu cabecera y otros muebles. Es una manera fácil de llevar tu dormitorio de ordinario a extraordinario. Elije un patrón grande, oscuro o ir a un fondo de color brillante o profundo; Pero para mantener la mirada bajo control, no hagas ambas cosas.

  1. La naturaleza siempre está disponible

Agregar un elemento de la naturaleza no se limita a colocar un árbol de hojas de higuera en la esquina. Las impresiones florales pueden evocar un jardín colorido de primavera, otoño o cualquier otra estación del año. Los paisajes suelen ser una opción popular pero ten en cuenta que menos es más. No conviertas tu habitación en un bosque, a menos que sea exactamente lo que busques.

  1. Decorar la puerta, sí, la puerta, de forma creativa

No hagas lo que casi todos hacen, mirar las puertas como superficies que no necesitan ser tocadas. Sé creativo usando el decorado en los paneles de la puerta para una mirada variada, única. ¿Y esas antiguas puertas correderas de espejos? Cúbrelas con el papel adhesivo desprendible como alternativa moderna y de diseño llamativo.

  1. Fondo texturizado

El papel pintado texturizado es otra manera fácil y asequible de agregar carácter a tu dormitorio, y funciona especialmente bien en una habitación totalmente neutral. Cuando la paleta es limitada, es importante agregar un montón de textura para mantener el espacio interesante.

  1. Murales

¿Quieres añadir un mural de diversión al dormitorio de tu hijo (o el tuyo), pero no tienes un presupuesto lo suficientemente grande para contratar a un pintor profesional, o las habilidades artísticas para crearlo por tu cuenta? No hay problema, simplemente utiliza un mural de papel tapiz en su lugar. Desde los murales a gran escala que cubren toda una pared, hasta diseños caprichosos más pequeños. Lo cierto es que hay un diseño para cada tema que puedas imaginar.

  1. Un poco de drama

Sin tener que invertir en arte costoso o la iluminación, el papel tapiz es una gran manera de realzar un diseño en la habitación con un poquito de drama. Un patrón con un tono de maravilla y brillantes salpicaduras de oro/plata o un adorno de bosque caprichoso que realmente llame la atención de una manera única a través del color y el arte.

  1. Estilo

Mientras que el color de la pared anima el humor, el diseño del papel hace esto y un poquito más. Visualmente, ofrece una dirección hacia un estilo particular. Por ejemplo, una impresión del damasco denota perfectamente un dormitorio tradicional que ayuda a ampliar el espacio de una manera hermosa.

  1. Creatividad

En definitiva, hay poco que no puedas hacer con el papel pintado. Este método de decoración es una manera maravillosa de agregar carácter, lujo, o encanto a cualquier pared en una habitación. Pero no te detengas ahí. Como mencioné anteriormente, también puedes ser único y utilizarlo para agregar color e interés a las puertas del dormitorio y armario, el techo, una cabecera o incluso muebles. Incluso, si quieres utilizar una combinación de las 10 formas mencionadas anteriormente y crear un monstruo de Frankenstein en tu habitación en plan friki, adelante. El único límite es tu imaginación.

Sí te ha gusta nuestro articulo compartelo en las redes sociales 🙂